técnica de grabado en linóleo

El linograbado es una forma accesible y expresiva de arte en bloque. Popularizado por artistas como Pablo Picasso, quien exploró tanto el blanco y negro como el color, esta técnica permite desde impresiones manuales hasta el uso de prensas para crear obras detalladas y únicas. Descubre cómo transformar un simple bloque de linóleo en arte.

¿Qué es el linograbado?

El linograbado, también conocido como impresión en linóleo, es una técnica de impresión en relieve perteneciente a la familia del grabado en bloque.

El proceso comienza con el tallado de un diseño en un bloque de linóleo, un material suave y maleable que facilita el corte. Una vez tallado el diseño, se aplica tinta de impresión sobre la superficie elevada del bloque con un rodillo. Finalmente, el bloque entintado se presiona sobre papel o tela para transferir la imagen.

Esta técnica es popular tanto entre artistas profesionales como aficionados debido a su accesibilidad y la distinta textura que puede aportar a las obras gráficas.

¿Cómo hacer la técnica de grabado con linóleo?

linoleo arte

Para comenzar, debes cortar planchas de linóleo para que se adapte al formato deseado. La imagen original puede ser una fotografía o también puedes crear un diseño improvisado sobre la plancha. Es decir, tienes la opción de transferir un imagen que te guste utilizando un papel de calcar mediante presión; o, incluso, podrás dibujar a mano tu diseño, usando una gubia de acero u otro instrumento cortante.

El diseño transferido a la plancha de linóleo quedará con rasgos lineales y claroscuros, gracias a las tintas planas. Luego, al dibujo realizado en la plancha, se le deben rebajar las partes en blanco y dejar sin tallar las partes negras.

El entintado con rodillo o brocha

Para el entintado de la matriz con diseño, se debe colocar una pequeña cantidad de tinta, de manera homogénea, sobre una superficie lisa y luego recolectarla con un rodillo de entintado con goma fina.

A continuación, se entinta toda la superficie de la plancha con el rodillo. El mismo no debe estar demasiado cargado, ya que no es deseable que ingresen pigmentos en los huecos.

Obtención de la linografía

Posteriormente, coloca una hoja de papel encima de la plancha de linóleo entintada y presiona utilizando una prensa vertical, un tórculo de grabado o, incluso, manualmente con una cuchara resistente. La impresión que obtienes es el diseño invertido de la imagen original grabada.

Materiales necesarios para la Linografía

linograbado materiales

Las herramientas son parecidas a las utilizadas en la xilografía a fibra, es decir, cuchillas con mangos cortos, buril o gubias para obtener el corte de las planchas de linóleo. Además, debes contar con otros materiales para el proceso, como son las tintas para linograbado (al agua o grasas), el rodillo para linograbado, hojas de papel para linografía y otros elementos y máquinas para presión. 

Breve historia del linograbado

El linograbado es un método de grabado relativamente joven, teniendo en cuenta que el linóleo apareció en Inglaterra en 1863. Este material en un principio se utilizaba para cubrir suelos, pero no fue hasta 1900 cuando se comenzó a utilizar para los grabados dada su resistencia.

En el siglo VII en Oriente, ya se desarrollaba el grabado en madera o xilografía, para imprimir textos. Cuando el lino se convirtió en un material conocido, se comprendió que podía ser adecuado para un grabado más fácil que la madera; ya que, es lo suficientemente duro para soportar la fuerza de una prensa y lo suficientemente blando para ser grabado. Además, es un material homogéneo sin hilos ni costuras.

Así, a partir de 1900, el linóleo se convirtió en un medio de reproducción de dibujos, al igual que la xilografía, pero con un proceso más fácil. Pasando los años, la linografía se hizo popular entre muchos artistas, como Matisse y Picasso. En el siglo XX, Picasso fue el artista que hizo resurgir el interés por el linóleo y el linograbado, al igual que por otras técnicas de grabado que utilizaba. 

A Picasso no le gustaba separar los componentes coloreados de la imagen, ya que lo consideraba un enfoque ajeno a su proceso creativo. Hidalgo Arnéra, le aportó conocimientos y asistencia sobre esta técnica asociada al lino y Picasso entendió que era una oportunidad; así, aportó grandes obras de arte por linograbado.