Impresión de etiqueta flexografía

Fuente flickr.com. Autor: Dale Simonson

Dentro de las Artes Gráficas existen diferentes técnicas para el decorado, pero si hablamos de producir en gran magnitud y rapidez, la impresión flexográfica es una de las adecuadas.

La flexografía es un método de impresión rotativo, que utiliza una placa con relieve para imprimir casi cualquier superficie flexible incluidos el metal, plástico, cartón y papel. Es un derivado de la tipografía, que funciona por medio de una máquina flexográfica que consiste en cilindros con porta planchas de longitud de repetición variable, que logran imprimir diseños en alta velocidad sobre sustratos no porosos.

Se utiliza ampliamente para diversos tipos de envases de alimentos y también para la impresión de colores sólidos en grandes áreas.

 

¿Qué se puede imprimir en flexografía?

En la impresión flexográfica se imprime sobre un material que le posibilita a la técnica adaptarse a una gran cantidad de artículos y diversos materiales.

Entre los productos más comunes que se imprimen con una máquina flexográfica podemos mencionar:

  • Etiquetas adhesivas.
  • Envolturas de botellas. 
  • Paquetes de helados. 
  • Cartones plegables.
  • Envoltorio para regalos.
  • Pañuelos de papel.
  • Vasos desechables.
  • Papel para pared. 
  • Sobres.
  • Tetrabriks.
  • Formulario de negocios.
  • Embalajes flexibles.
  • Periódicos. 

 

 

¿Cómo funciona la impresión Flexográfica?

impresora flexográfica

Fuente: flickr.com. Autor: Dale Simonson

La impresión flexografica es capaz de conseguir imágenes de alta calidad en varios sustratos y a una elevada velocidad de producción. Tiene un procedimientos similar a otras formas de impresión rotativa pero destacándose en su versatilidad. Al iniciar el procedimiento de impresión los clichés se colocan en los rodillos y se introducen en la impresora flexográfica. A continuación se deben situar cada color de tinta en las diferentes estaciones sucesivas.

En su funcionamiento los cilindros giran y los clichés (o placas) recogen tinta de un rodillo de entintado. Luego se transfiere el diseño al material a personalizar.

Finalmente la tinta húmeda pasa por un proceso de secado antes de estampar el color siguiente (si es necesario). Por su capacidad de hibridar las máquinas flexográficas pueden aumentar su productividad reduciendo los costos.

 

 

Ventajas de la impresión flexográfica

Dentro de las Artes Gráficas la impresión flexo se destaca por sus estampados de gran velocidad como comentamos. Veamos los distintos beneficios de utilizar la impresión flexográfica en un negocio:

  1. El procedimiento más rápido de producción. Una vez configurada la máquina, el proceso se desarrolla con una sorprendente rapidez. Resulta económico tanto para tiradas medianas como largas. ¡Las impresoras flexográficas modernas pueden producir 750 m de impresiones por minuto! 
  2. Es un método versátil. La impresión flexografica se adapta a tintas acuosas, solventes y UV.  Por lo tanto se ajusta a distintos sustratos y cuenta con 6 a 10 colores disponibles. 
  3. Es un proceso automatizadoMientras otras técnicas requieren de procesos manuales y laboriosos, las impresiones por flexografía digital se completan solas por sistema. 
  4. Costos eficientes. Los estampados poseen un precio económico en comparación a otros métodos. Esto es por los bajos costes de mano de obra, los reducidos precios de los materiales (por ejemplo la tinta) y el rápido tiempo de entrega. Convirtiéndose en un método de impresión muy rentable. 
  5. El equipo de impresión es ecológicoEl sistema de secado puede ser regulado evitando el desperdicio de energía y funcionan con sistemas UV led de bajo consumo. Se aporta más a ecología si se utiliza tintas de base agua, ya que se disminuye la cantidad de tóxicos liberados a la atmósfera.

impresión de botellas por flexografía

Desventajas de la impresión flexográfica

El estampado flexografico cuenta con ciertas desventajas (aunque no tantas), como ocurre en todo método de impresión).

Veamos  los diferentes inconvenientes de la técnica:

  1. Configuración dificultosa. La preparación de una prensa flexográfica lleva cierto tiempo y el mismo aumenta a medida que se agregan colores.
  2. Un mantenimiento regular. Las máquinas requieren de un cuidado rutinario para evitar reparaciones y así largos tiempos de inactividad.
  3. No recomendada en pequeños pedidos. Se requiere de un buen tiempo el diseñado de los clichés y configurar la máquina para su funcionamiento. Por lo tanto un negocio debe analizar cuando es conveniente recibir un pedido pequeño. 
  4. No es un método para todos. La impresión flexográfica digital encaja perfecto en unas industrias y no en otras. Existen negocios que no necesitan tanta velocidad (sino una mayor calidad) y no pueden comprar una máquina al comenzar. Hoy existen técnicas que logran estampados más nítidos y coloridos (aunque menos eficientes). 

 

 

Historia de la impresión flexográfica

impresión flexo

Autor: Merkenfritzer83. Vemos la máquina de impresión flexográfica para servilletas más antigua, utilizada a principios de la década de 1970.

La impresión flexográfica es bastante reciente comparada con otras técnicas, como la litografía. En sus inicios la primera máquina patentada fue construida en Liverpool en 1890, por Bibby (de Baron and Sons). Para principios del siglo XX en Europa se comenzaran a desarrollar masivamente las denominadas “impresiones con anilina” (nombre que tenía el método en esos tiempos).

Se trataba de un tipo de prensa con placas de caucho y funcionaba a base de aceite de anilina. Para el año 1920 el principal productor de máquinas era Alemania. Durante esa primera etapa del siglo, la impresión tenía el propósito de envasar alimentos y se estaba ampliando hacia otros rubros.

 

Cambio de nombre al sistema flexográfico 

A mediados del siglo XX se comenzó a creer que los colorantes de anilina eran peligrosos para la salud. Por lo tanto se vieron afectadas distintas empresas que utilizaban esta forma de arte gráfica en sus artículos.

A partir de ese acontecimiento las ventas de esos negocios se desplomaron. Para recuperar la producción y recobrar la confianza de la gente empresas del rubro probaron diferentes estrategias, pero sin éxito. E incluso muchos cambiaron su manera de producir los estampados por métodos menos eficientes pero aceptados.

Finalmente se decidió  que era necesario cambiar el nombre del proceso ya que no era dañino pero quedó marcado con falsas creencias. Pasó de “impresión con anilina” a “procesos flexográficos” o flexografía más tarde. 

 

La flexografía digital

Flexografia

Desde 1995 en adelante se realizaron avances significativos en cuanto a la calidad de las impresoras flexográficas, placas de impresión y las tintas utilizadas.

Los mayores progresos en la técnica vinieron de la mano del desarrollo exitoso de placas de impresión de fotopolímeros. Además se incluyeron mejoras en los material y métodos de producción.

En la actualidad es posible personalizar con el sistema flexográfico digitales a todo color, con alta calidad  y a una velocidad  inigualable.