Imprimir distintos materiales con resultados atractivos y duraderos, son aspectos solicitados dentro del mundo del decorado de productos. Aunque se relacionen a estas características con técnicas costosas, la impresión en serigrafía es la excepción.

La serigrafía es una técnica de impresión de imágenes sobre superficies planas, hechas en sustratos de papel, metal, plástico, tela o vidrio. Consiste en transpasar tinta (de base agua, disolvente o plastisol) directamente sobre un artículo por medio de una malla, con la excepción de aquellas partes impermeables a propósito, por la aplicación de una emulsión. En el proceso un racero presiona la pintura sobre las áreas abiertas para que llegue al sustrato con el diseño deseado.

Lo necesario para tus impresiones en serigrafía

*Las imágenes de los productos son propiedad de Amazon.com, Inc o sus afiliados.

¿Cómo funciona la impresión en serigrafía?

imagen revelada serigrafía

El estampado por serigrafía es muy popular en todo el mundo ya que logra impresiones con colores vivos, tanto en telas claras como oscuras y además en diversos sustratos. Un aspecto que la convierte en la preferida de muchos, es la facilidad de reproducir un mismo diseño varias veces y de forma simple. Siendo ideal para negocios que necesitan crear grandes lotes de un mismo diseño.

Si bien la impresión en serigrafía posee un límite en cuanto a los colores posibles al mismo tiempo, permite crear imágenes con tonos intensos como ninguna otra técnica. El procedimiento serigráfico dependerá del tipo que lleves a cabo y la forma de tu equipo.

Veamos a continuación el paso a paso (básico) para crear arte, gracias a la serigrafía en telas:

  1. Comienza seleccionando un diseño para tu textil.
  2. Elige una pantalla que se adapte al diseño y producto a estampar.
  3. Cubre la malla con una emulsión reactiva a la luz.
  4. Expone la pantalla a luz intensa junto al diseño, que debe estar encima de la lámina de acetato (proceso de quemado).
  5. Espera que se endurezca la emulsión. Se solidificará en todos lados salvo en las partes cubiertas por el diseño. Si quieres incluir más de un color, deberás utilizar otra pantalla para cada capa de tinta.
  6. Lava la emulsión para lograr el stencil (revelado). La emulsión no endurecida se enjuagara dejando una huella en la malla y permitiendo que la pintura pase a través de ella.
  7. Estamos preparados para colocar la prenda en el tablero de nuestra estampadora (manual o automática con carrusel rotativo).
  8. Baja la pantalla y añade tinta sobre la misma.
  9. Utilizaremos un racero para presionar pintura sobre las áreas abiertas. De esta manera se logra estampar el diseño sobre el textil. 
  10. Pasa el producto decorado por un secador para obtener un color más sólido.
  11. Finalmente debes revisar posibles imperfecciones, antes de entregar el producto terminado. 

Ejemplos de artículos serigrafiados

playeras serigrafía

Podemos encontrar una amplia cantidad de productos en el mercado que pueden ser estampados con el proceso de impresión en serigrafía. Los diseños de logotipos de empresas e imágenes artísticas, son pedidos comunes en distintos sustratos y allí se puede aprovechar la versatilidad de la técnica

Enumeramos a continuación los materiales más estampados y algunos ejemplos de artículos vendidos en la actualidad:

  • Tela: camisetas, gorras, bolsos.
  • Madera: carteles, packaging, souvenirs.
  • Vidrio: botellas, platos, copas.
  • Metal: termos, pendrives, llaveros.
  • Papel:  tarjetas, pósters, anuncios.
  • Plástico: envases, bolsas, botellas.
  • Cerámica: tazas, teteras, adornos.

Breve historia de la impresión en serigrafía

Diseños en serigrafía
Obras de Arte hechas en serigrafía por Alechinsky

Tiene un origen antiguo que data del año 950. Fue introducida en China como método para imprimir distintos patrones de telas. Luego de varios siglos los artesanos japoneses la adoptaron y perfeccionaron para estampados en papel y tela.

La evolución de este método se siguió optimizando (acompañado del desarrollo productivo del mundo), hasta el día de hoy que existen máquinas automáticas que logran realizar el serigrafiado de manera sencilla.

Los tipos de impresión en serigrafía

serigrafía textil

Existen distintas clases de serígrafía. Se distinguen por el producto utilizado, el procedimiento de estampado y  las máquinas utilizadas. Veamos las más conocidas:

Estampado en serigrafía manual

Este tipo de estampado es el más común en serigrafía. Se caracteriza por contar con funciones manuales y artesanales en la totalidad del proceso de impresión. 

Serigrafiado semiautomático

Esta clase de impresión en serigrafía es muy utilizada en la industria textil, dada su rapidez, capacidad y calidad de producción. Se caracteriza por funcionar con máquinas de estampado con algunas funciones automáticas, pero que requiere de una ayuda manual constante. 

Impresiones serigráficas circulares

Se trata de un método de estampado serigráfico manual, utilizado para personalizar materiales cónicos. Funciona gracias a una máquina especial que permite personalizar con excelencia productos cómo tazas, vasos o termos, por ejemplo. 

Serigrafia automática

Esta clase de impresión serigráfica es utilizada en muchas empresas total o parcialmente. Se caracteriza por posibilitar una producción a gran escala y automatizada. Por lo tanto éste procedimiento funciona sin la intervención de personas, una vez que se asignó la tarea. 

Pros y contras de la impresión en serigrafía

Existe una variedad de técnicas que pueden aprovecharse para lograr los más hermosos estampados de productos. Por lo que suelen surgir dudas a la hora de elegir una de ellas ya que todas tienen sus puntos a favor y en contra.

La impresión en serigrafía es una de las preferidas de toda la vida, pero es bueno utilizar el método más conveniente dependiendo del efecto que quieres plasmar. A continuación enumeraremos las ventajas y desventajas de empezar un negocio basándonos en la técnica de la serigrafía.

racero para serigrafía

Ventajas del proceso serigráfico:

  • Estampados duraderos. Las personalizaciones por impresión en serigrafía logran un efecto muy perdurable, dado el mayor grosor de las tintas utilizadas. Esto colabora en obtener una impresión de alta calidad que soporta las tensiones y presiones sobre las prendas decoradas.
  • Rentable en grandes cantidades.  Esta técnica de estampado es utilizada por negocios en pedidos numerosos (con un mismo diseño). Por lo tanto los beneficios se elevarán en proporción al aumento de ventas y sin costos adicionales una vez elaboradas las pantallas.
  • Colores vibrantes. Con la serigrafia se obtiene productos finales de la mejor calidad, al lograr colores espesos difíciles de reproducir por otras técnicas de estampado.
  • Es versátil. Es difícil encontrar un método más adaptable que la serigrafía. Se puede personalizar en casi cualquier superficie plana, permitiéndote probar con diversos tipos de productos hasta escoger el ideal. Además tiene la capacidad de colocar el grosor de estampa deseado, para lograr un mayor impacto.
  • Admite distintas tintas. La impresión por serigrafía permite estampados finos o de gran consistencia. Por lo tanto aporta un acabado distinto dependiendo el pigmento utilizado.

Inconvenientes los productos serigrafiados 

  • No es conveniente para pedidos pequeños. Como la impresión en serigrafía requiere de una mayor preparación (comparada con las técnicas digitales), no es adecuada para pedidos individuales que requieran una rápida producción.
  • Ideal solo para diseños simples. La técnica se torna difícil con diseños complejos o de varios colores, al contar con una serie de pasos en su producción que otros métodos no los tienen.
  • No cuida el medio ambiente.  Por más que se procure un método ecológico, de momento la impresión por serigrafía desperdicia mucha agua en el desarrollo de las distintas etapas.