juguete impreso por tampografía

Imprimir imágenes con alta precisión en productos pequeños y curvos no es fácil, pero la impresión por tampografía lo hace posible. Aporta valor donde no funcionan otros métodos de impresión, como en sectores de componentes médicos, automotrices y electrónicos.

La tampografía es un método de impresión offset indirecto (huecograbado), utilizado para aplicar diseños en superficies irregulares, con sustratos de plástico, vidrio, metal y cerámica. Consiste en utilizar una máquina que permite transferir un diseño grabado con láser en un cliché hacia un artículo, por medio de una almohadilla de silicona.

 

¿Qué puedo decorar con la tampografía?

pelotas de golf tampografía
Impresión tampográfica en marca de pelotas de golf. Fuente: Ethan Doyle White

Como comentamos la impresión por tampografía se utiliza para decorar productos de diversos materiales. Puede imprimir con sus pigmentos cualquier superficie rígida que necesite un logo, marca o diseño especial. Por lo tanto los productos de muchas empresas pueden beneficiarse de este método de estampado.

Daremos a continuación algunos ejemplos de productos personalizables por impresión de tampografía:

  • Carcasas
  • Pelotas anti estrés
  • Regalos promocionales
  • Partes de relojes
  • Lapiceros y lapices
  • Navajas
  • Cepillos de dientes
  • Partes de un motor 
  • Plásticos de un coche
  • Autitos de colección
  • Jeringas descartables
  • Instrumentos quirúrgicos
  • Lentes de contacto
  • Píldoras para farmacia
  • Delineadores
  • Frascos de perfume
  • Tapas de botellas
  • Diseños decorativos en juguetes 
  • Letras de teclados de computadoras y calculadoras

 

¿Qué necesitas para aplicar la tampografía?

prensa de tampografía

Para llevar a cabo éste tipo de arte gráfico sobre tus artículos, necesitaras una máquina tampografica casera, manual o automática, como el activo más importante. Además un ordenador con impresora para obtener los diseños digitales.

Se requiere de los siguientes elementos para desarrollar el método en el caso manual:

 

Máquina tampográfica

Como mencionamos existen distintos tipos de equipos para éste método. Las máquinas manuales de tintero cerrado son muy utilizadas dada su facilidad de uso. Aportan una excelente relación precio-calidad y son ideales para iniciar con la tampografía.

Permiten decorar en segundos cientos de productos irregulares, curvos y planos. La diferencia con las máquinas industriales o automáticas, radica en que se debe realizar a mano cada estampa y ajuste previo. 

 

Tintas tampográficas

La tinta que se permite está en distintos colores y se trata del insumo más importante del proceso. La tinta de estampado es el secreto para lograr personalizaciones de calidad

Existen varias y elegir la correcta es un aspecto crítico para una buena adhesión al sustrato elegido. Debes elegir un pigmento especiales para el material que imprimas.

 

Almohadilla de silicona

El tampón es un tipo de polímero determinante para el funcionamiento del método. Dada su forma y flexibilidad, es quien permite imprimir en sitios desiguales.

Cumple la función de presionar sobre la zona grabada que contiene la tinta, absorviendo el diseño en su superficie, que luego es trasladado a un elemento a decorar.

 

Cliché de tampografía

El cliché de tampografía es la base en donde se aplica la impresión del diseño para transferir y en donde luego se reposa la tinta

Existen dos técnicas principales para crear ésta plancha personalizada: 

  • Técnica tradicional: requiere de un isolador (o unidad de exposición UV) e implica un grabado químico en la placa.
  • Técnica “computadora a la placa”: este tipo de tampografía requiere un grabador láser automatizado, realizada en una placa de fotopolímero especial. Es ideal para producciones cortas, ya que aporta una alta precisión y estabilidad.

 

¿Cómo funciona una máquina de Tampografía? 

tampografía de artículos

Las impresiones tampograficas logran decorar con mucho éxito piezas tridimensionales. Esto funciona al traspasar un diseño a una almohadilla de silicona (incorporada en la máquina) que se adapta a la forma del elemento a personalizar. Así se logran impresiones con detalles finos y sin deformar la imagen.

Ese tapón o almohadilla de silicona, transfiere a casi cualquier sustrato elegido. En el proceso la maquina tampográfica mantiene firme el producto a decorar, luego la almohadilla obtiene la imagen desde un cliché con tinta y finalmente se transfiere al sustrato.

La Ilustración del cliché se obtiene por medio de grabado láser o exposición a rayos UV en un proceso previo.

 

 

Historia de la impresión por Tampografía

Lapiceros tampografía

Los orígenes de la impresión por tampografía comienzan hace 200 años, pero no fue hasta el siglo XX que la tecnología se volvió apta para su uso en masivo. Tuvo su crecimiento dentro de la industria relojera en Suiza luego de la Segunda Guerra Mundial, al ser utilizada para imprimir las esferas de los relojes. 

Su desarrollo se multiplico a finales de los años 60 y principios de los 70, con avances hacia un método tecnológico, práctico y de mayor calidad. Aquí se crearon las almohadillas de silicona, cuyas transferencias simples en productos complejos, lograron que la técnica de tampografía incremente la producción de manera notable.

Esta gran capacidad de decoración artículos de distintas formas  y difíciles de personalizar, captó la atención de ingenieros, artesanos y diseñadores. A partir de aquí la impresión por tampografia creció de manera exponencial con el paso de los años.

Hoy en día el proceso es utilizado por un conjunto de industrias y negocios particulares para diversos fines.

 

¿Por qué utilizar la tampografía?

La tampografía con los años logró conquistar una buena cuota de mercado dentro de los negocios de personalizados. En especial en aquellos sectores en donde otros métodos de estampado mostraban limitaciones o imposibilidades.

Es una buena idea iniciar un negocio basado en la impresión de tampografía por su rapidez, calidad y además porque, dependiendo del artículo, puede ser la única opción.

Veamos los beneficios e inconvenientes que tiene este método:

 

Ventajas del sistema tipográfico

  • Estampa todo tipo de superficies irregulares: sustratos convexos, cóncavos, planos o cilíndricos.
  • Imprime artículos a buena velocidad.
  • Logra personalizaciones de alta calidad en artículos desiguales.
  • Tiene una gran versatilidad en cuanto al tipo de productos que se pueden decorar.
  • Permite estampados multicolor sin la necesidad de un secado inmediato.
  • Aporta estampados nítidos y detallados en superficies pequeñas, cómo códigos de barra, logos y etiquetas.

 

Contras de la impresión por tampografía

  • El tamaño de la goma tampografica no es demasiado grande y eso limita las dimensiones del estampado.
  • Existe una curva de aprendizaje lenta, para lograr desarrollar impresiones con varios colores combinados.