impresión xilográfica

Aunque los grabados por xilografía no se usen demasiado en la actualidad, se puede encontrar tranquilidad en el antiguo arte de la impresión por madera a mano.

La xilografía es un método de impresión en relieve, dentro del sector del grabado, utilizado para el decorado de papel y textiles. Consiste en el tallado de un diseño en un bloque de madera por parte de un artista, mediante un buril o una herramienta de corte manual. Se aplica tinta con rodillo para que los pigmentos cubran la superficie plana, mientras que las zonas huecas no contengan, para producir la impresión de la imagen sobre el sustrato.

 

¿Cómo se realiza la Xilografía?

Ver con las manos xilografía.
Obra “Ver con las Manos”, creada por xilografia. Fuente: Eboix.

El proceso de estampado por xilografía es sencillo, sin embargo la técnica del artista marcará la diferencia. Además su complejidad dependerá del diseño elegido.

Sigue estos pasos básicos para estampar por xilografía:

  1. Dibuja el boceto: traza o calca un boceto con sombras en papel de carbón (con el mismo tamaño de la madera). Asegúrate de mantener el equilibrio entre los blancos y negros.
  2. Transfiere la imagen a la madera: coloca el diseño en la madera y traspásalo desde el papel. La madera puede ser de cerezo, peral, roble, pino, okume, entre otros tipos.
  3. Talla la madera: esculpe alrededor de la imagen que deseas crear con la ayuda de una gubia y aplicando presión firme. En este paso no se requiere un tallado demasiado hondo. 
  4. Coloca la tinta: aplica el pigmento con un rodillo sobre la superficie en relieve, colocando una película fina, uniforme y evitando marcas.
  5. Estampa la hoja: coloca el papel o material que quieras imprimir, sobre la madera. Aplica a continuación presión sobre la superficie con una cuchara (dorso). Otra posibilidad es utilizar una prensa de letras para ello.
  6. Retira el papel con cuidado.
  7. Seca la imagen: deja secar el producto. Dependiendo de la tinta, el secado puede ser mayor o menor.

 

 

Historia de la xilografía

Estampado xilográfico
La Gran Ola de Kanagawa, impresión hecha por del artista Katsushika Hokusai en xilografía.

La xilografía es la más antigua de todas las formas de grabado. Tiene sus inicios en Egipto y China, comenzando con el uso de maderas diseñadas en arcilla y cera. Con el desarrollo del papel en la China del siglo II dC. y éste método en desarrollo, comenzaron las primeras imágenes estampadas con xilografía para usos religiosos.

Por medio del budismo el grabado de xilografía llegó a Japón en el siglo IV después de Cristo (también con impresiones del tipo religioso).

A partir del siglo VIII surgió un nuevo estilo de arte japonés basado ésta técnica, en donde se destacaba el simbolismo de la materia, el uso de los colores planos y la composiciones asimétricas.

 

El fotograbado en madera de occidente

Xilografía arte gráfico
Obra “Danza de la Muerte” del año 1538. Fue creada por medio de impresión xilográfica por el artista Hans Holbein el Joven.

La simplicidad de las líneas obtenidas, el carácter y bajo coste de producción de éste método, dió como resultado una gran  popularidad en esos primeros momentos. La xilografía en occidente comenzó a desarrollarse en el siglo XIV en Francia, Italia y Alemania (en gran proporción). 

En el siglo XV la xilografía comenzó a aparecer de forma más desarrollada dentro de ilustraciones para libros religiosos, entre otros textos. Para estos tiempos ya se había convertido en un método de impresión utilizado por muchos pintores famosos y se empezó a utilizar en imágenes de escritos, revistas y periódicos.

A mediado del siglo XVI inició un tiempo largo, en el cual la técnica declinó en importancia para gran parte de la sociedad. Sin embargo hubo un resurgimiento a finales del siglo XIX en un tipo de arte más sensible y recuperando su lugar en el mercado.

Los grabados de Edvard Munch, Paul Gauguin y otros artistas alemanes, volvieron a resurgir lo más sencillo de la xilografía medieval. Así lograron incrementar el interés por este método de impresión en la comunidad y llegó a ser entendida como un modo serio de arte contemporáneo.

 

El grabado xilografia en expansión

Después en el siglo XX, se implementó una xilografía con sistemas de producción más efectivos, en el cual unían al artista y el artesano, siendo los protagonistas de las representaciones gráficas.

Los artistas realizaban el trabajo creativo y los artesanos se encargaban de los cortes y otros trabajos rutinarios. Durero, Holbein, entre otros, marcaron anteriormente el camino hacia producciones en masa que lograron llegar a un gran número de impresiones por año (utilizaban el mismo sistema los japoneses de la época). 

La libertad estética y artistica del siglo XX en adelante, posibilitó llegar a nuevos descubrimientos por medio de arte en experiencias contadas. El artista contemporáneo utiliza la madera con una mayor conciencia sobre el material a utilizar. Además corta e imprime por su propia cuenta, volviendo a los orígenes.

 

 

Diferencias entre la xilografía y grabados en metal

Históricamente las impresiones en cobre requirieron una habilidad mayor y éste hecho llevó a que durante periodos de la historia, los artesanos eligieran los grabados en madera. Las impresiones por xilografía son más fáciles de trabajar en cuanto a la creación del diseño a estampar, en comparación con los grabados en metal utilizados en distintas técnicas. 

Además los grabados en madera resultan más simples de combinar con textos tipográficos. Asimismo los grabados xilográficos se podían grabar de forma mucho más económica y por sus costos de producción inferior el método llegó a más personas.

Otro punto a favor de los grabados en madera en el tiempo, en contra de los hechos en metal o cobre, es que físicamente son más robustos y resisten mejor las pruebas de impresión. Esto llevó a imprimir un número mucho mayor de mapas y otros artículos.

Sin embargo las xilografías no son tan buenas para transmitir información geográfica ni gráficos muy detallados, como si se lograba con los grabados con las placas de cobre.