En este momento estás viendo Papel para Sublimar

La sublimación posibilita decorar una gran variedad de artículos para vender o regalar. Pero si no cuentas con los elementos indicados será difícil destacarse con tus diseños en un mercado competitivo, y elegir un buen papel para sublimar juega un rol importante.

Mejores Papel para Sublimar precio-calidad

¿Dónde comprar papel de sublimacion?. El papel para estampar se puede obtener en tiendas especializadas en sublimación o estampados en general. De manera online, recomendamos comprarlo en Amazon, ya que son tiendas confiables en donde cuentas con una gran variedad de papel de sublimar para elegir.

¿Qué es el papel para sublimar?

El papel para sublimar es un tipo de hoja especial utilizada para desarrollar el método de la sublimación. Consiste en un papel con una capa de cera en uno de sus lados, que permite transferir un alto porcentaje de las tintas para sublimar en productos. Existen hojas para sublimar con secado lento o rápido y se encuentran en formatos A4, A3 o en rollos.

Tipos de papel de sublimación

En las tiendas podrás encontrar papel para sublimar de distintas calidades y precios. Economizar es bueno en muchos casos pero cuando se trata del mejor papel para sublimación se recomienda comprar uno de calidad premium o similar. En el largo plazo te será más rentable al no tener que tirar ninguna de tus producciones.

¿Qué papel se usa para sublimar?; aquí tienes algunas variedades de papel para estampar con diseños, que existen en el mercado:

Hojas para sublimar de precisión (o papel sublimación secado lento)

También llamado papel para sublimar premium. Es adecuado comprar estas hojas de sublimar para obtener una transferencia de alta precisión. Poseen un lado sublimable, en donde debemos imprimir nuestro diseños y otro no sublimable (con color más opaco). Vienen tanto en formatos A4, A3 como en mayores.

Suelen contener una capa de cera en uno de sus lados, que impide la absorción de tinta. Simplemente debes imprimir en el lado más brilloso (identificable con ayuda de luz natural).

  • Ventajas del papel de sublimación premium: Transfiere desde un 90% a un 100% de tinta al producto a personalizar. Otorgando un estampado casi inmejorable.
  • Desventajas del papel de sublimación premium: Es de secado más lento comparado con un papel de sublimación normal. 

Papel para sublimación de secado rápido

Se trata de un papel más económico y que otorga resultados inferiores (comparado con uno premium) pero bastante aceptables. 

Lo podrás comprar en sus diferentes formatos A4, A3 o en rollos con tamaños personalizables. Posee una cara para sublimar la cual es más brillosa y bien blanca (identificable a simple vista). La cara de la hoja que no debe usarse es de aspecto similar a un papel bond.

  • Ventajas del papel de sublimación “Normal”: Es ideal para velocidades de impresión rápidas. Posee un secado rápido, por lo que permite sublimar de inmediato (agilizando el proceso). Es el papel más barato y se consigue a muy buen precio.
  • Desventajas de las hojas para sublimar normales: Transfiere de un 70% a un 75% de tinta al producto sublimado, otorgando una muy buena calidad de impresión, pero mejorable.

¿Es importante adquirir el mejor papel para sublimar tazas y camisetas?

Desde nuestra experiencia, contar con un papel de sublimar premium o de máxima calidad, es uno de los factores más relevantes para una lograr una producto que destaque (junto a una buena tinta). Se trata de hojas de sublimación resistentes, preparados para el calor y presión.

Siempre tendrás la posibilidad de sublimar con un papel de Obra o Bond, sin embargo no son hojas preparadas para transferir toda la tinta y la succionan. El inconveniente es que la tinta de sublimar es absorbida en buena cantidad por el papel sublimado, dando como resultado estampados poco intensos y apagados en los papeles de computadora. Aunque pueden sacarte de algún apuro en momentos de muchos pedidos.

¿Cuál es el mejor papel para sublimar?

Un buen papel de sublimación te permitirá traspasar la mayor cantidad de tinta a tus productos y evitar hacer bollos de papel con las malas impresiones.

El papel para sublimar denominado “Premium” es el mejor, ya que transfiere alrededor del 90% de tinta, no la absorbe líquido en el proceso y permite una transferencia óptima.

Consejos para elegir el papel de sublimación correcto

papel sublimado

Como mencionamos, el papel utilizado para estampar tus diseños es un elemento fundamental y su correcta elección influirá en la obtención de personalizaciones con colores más vivos y el logro de diseños que se destaquen. 

Estos son algunos de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el papel para sublimar adecuado:

Capacidad de absorción del papel para sublimación

Al comprar un papel de sublimación es bueno que sea uno resistente y no tan fino. Debe lograr aceptar la humedad otorgada por la tinta sin ningún problema, es decir no debe doblarse ni humedecerse demasiado luego de la impresión del diseño.

Por lo tanto, mientras más alto sea el límite de tinta que soporte el papel para sublimar, más pesado será el mismo y más tinta se traspasará a tus prendas.

Patrón de tinta de las hojas de sublimación

Utilizar papeles de bajo gramaje y mezclarlos con tintas (pesadas y ligeras), puede derivar en la aparición de marcas o desplazamientos en tus sublimados, luego del prensado.

Por lo que si tus diseños usan bastante tinta (diseños grandes con relleno), la mejor opción es utilizar un gramaje de papel para sublimar más alto que acepte todos los tipos de tintas de sublimar. Como por ejemplo un gramaje de 110 g/m2 irá bien en la mayoría de los casos..

Velocidad de la hoja de sublimación

Si tu prioridad es lograr una alta velocidad de producción en tus sublimaciones, el papel de sublimación también influye en ello.

Existen algunos puntos a saber para aportarle rapidez al proceso. En lo que afecta al papel, una impresión rápida requiere de una hoja más ligera. La calidad del papel para sublimar camisetas también influirá en la velocidad de impresión, por lo que recomendamos que se trate de un papel no tan grueso y que absorba poca tinta a su vez (quizás por la acción de un laminado), si deseas un trabajo ágil.