¿Cuál es la historia de la sublimación digital?
La historia de la sublimación representada por un reloj vintage personalizado.

La impresión por sublimación permite la creación de diseños con colores nítidos, radiantes y duraderos en una amplia gama de productos. Al ser digital, se puede comenzar en producciones pequeñas, aunque tengas pocos conocimientos del sector.

La técnica de sublimación para transferir imágenes, tiene sus inicios a fines de los años 60, cuando el poliéster comenzó a ser más utilizado en la fabricación de telas. Hasta entonces la serigrafía era el proceso más utilizado, el cual era bastante difícil y costoso de desarrollar. Principalmente en producciones pequeñas que resultaban costosas.

Wes Hoekstra: el padre de la sublimación de tinta.

Se lo denomina a Wes Hoekstra como el padre de la industria de la sublimación digital. Wes creó el primer sistema computarizado de sublimación, en su Laboratorio de Propulsión a chorro en la ciudad de Pasadena, en el estado estadounidense de California. Su trabajo permitió dirigirse hacia un desarrollo de la sublimación electroestática hacia 1980.

Las impresoras InkJet y la democratización de la sublimación.

En los años 90s se produjo la introducción de las impresoras de inyección (InkJet), con una capacidad de impresión de calidad superior y a un bajo costo. Por lo que surgió la posibilidad de crear unas tintas de sublimación, que permitieran ser utilizadas en estas máquinas de escritorio y sublimar sin la necesidad de grandes inversiones.

Era necesario realizar algunas pocas adaptaciones y contar con un presupuesto todavía alto, el cual se fue reduciendo con el paso del tiempo. Dando la posibilidad a particulares que anteriormente no tenían los recursos para customizar productos, ingresar a la industria.

Su perfeccionamiento con los años.

En los próximos años, la llegada de nuevas computadoras y con mejores sistemas posibilitó mayores facilidades para la personalización y creación de productos muy variados. Con una impresora económica, una computadora y una prensa de calor, más personas podían iniciar con la sublimación digital.

A lo largo de los años, el ingenio humano, permitió el perfeccionamiento del proceso de personalización de productos por sublimación. Aunque, como cualquier técnica, tiene algunas limitaciones y seguirá en su proceso de mejora.

Al convertirse en una tecnología económica, rápida y rentable, se lograron mejoras tanto en la calidad de las tintas, impresoras, y papeles, como en las diferentes máquinas para sublimar. Además cada vez existen más productos compatibles para decorar.

La sublimación hoy en día.

Hoy en día las impresoras utilizadas para sublimación son de alta tecnología, con sistemas continuos de fábrica, en algunos casos y en otros especiales para sublimación. Y ya muchas empresas, tanto grandes como pequeñas, están aprovechando de su simplicidad en mayor o menor medida.

Las prensas de calor han avanzado notablemente, de acuerdo a las necesidades de los productores, siendo más eficientes, rápidas y precisas. 

Por lo que estamos viviendo una transformación rápida desde procesos analógicos a digitales y de manuales a neumáticos, lo que significa un cambio a una producción cada vez más personalizada que, por su nivel de diferenciación, abre las puertas a muchos nuevos emprendedores. 

Deja un comentario

Cerrar menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si cierras este mensaje o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar